Como se Prepara el Jugo de Aloe Vera – Natural y Casero

El aloe vera es considerada como una planta multifuncional, ya que puede tener diferentes usos en el campo de la medicina naturista, teniendo como uso principal sus aplicaciones en las heridas externas de la piel, donde el aloe vera actúa como un agente antiséptico, impidiendo la formación de nuevas bacterias y previniendo la aparición de infecciones en el área tratada, se trata de una planta de gran utilidad para el control de heridas, muy útil en situaciones de supervivencia.

Esta planta puede encontrarse fácilmente en climas áridos, como los ambientes secos que poseen los desiertos. Se trata de una planta que tiende a crecer en zonas de mucho calor, es fácilmente reconocible gracias a sus hojas largas que terminan en una punta, posee en sus laterales una serie de espinas en forma de serrucho, presentando unas hojas bastantes carnosas y grandes.

Esta planta ofrece beneficios en su forma sólida, sin embargo podemos convertirla en un jugo de aloe vera que también posee cualidades especiales para el cuerpo, sus atributos lo convierten en una alternativa perfecta a ciertos suplementos medicinales, proporciona una gran cantidad de nutrientes y posee una preparación muy fácil de realizar, convirtiéndolo en uno de los jugos más beneficiosos para el organismo, por eso en este articulo veremos como se prepara un jugo de aloe vera.

¿Cómo preparar el jugo de aloe vera casero?

Preparar un jugo de aloe vera es una tarea realmente sencilla, sin embargo debemos seguir ciertas indicaciones o consejos si queremos prepararlo de la mejor forma, donde podamos obtener un buen sabor y una gran cantidad del mismo. Por ello, las indicaciones o consejos más comunes son las siguientes:

Debemos cortar con un cuchillo una de las hojas, llamadas también pencas, del aloe vera, seleccionando la zona que vamos a cortar específicamente desde el tallo, de esta forma podremos obtener la mayor cantidad de material con el cual nos dispondremos a trabajar. Es de suma importancia que una vez cortemos la hoja nos dispongamos a hacer el jugo de sabila, ya que el contenido de sus hojas se oxida de una manera muy rápida, si esto ocurre no obtendremos un resultado muy agradable.

Esta planta posee muchas cualidades benéficas para el cuerpo y contribuye a tener una mejor salud, por eso enseñaremos como hacer jugo de aloe vera para disfrutar de los beneficios de esta planta.

Al cortarla debemos de tener cuidado para no cortarnos con las púas en los laterales, una vez hecho esto procederemos a retirarlas con el cuchillo, asegurándonos de mantener la mayor cantidad de la hoja intacta. Luego de esto podemos proceder a lavarlas con agua, para eliminar la suciedad de la hoja.

Procederemos a retirar toda la cascara que envuelve la hoja, de manera que dejemos a la vista la parte carnosa y transparente que encierra en su interior, esta parte es la que usaremos para nuestro jugo de aloe vera. Hay que tener cuidado de retirar toda la capa amarilla (aloina) que se encuentra luego de la corteza, ya que esta puede producir diversos tipos de enfermedades estomacales como la diarrea o dolores estomacales intensos, dañando también el sabor del jugo ya que es bastante amarga.

Debemos conservar solamente nuestra “pulpa” transparente que obtuvimos de la hoja, el resto de materiales sobrantes podemos echarlos a la basura o utilizarlos de composta. Luego de esto procederemos a introducir este gel en una licuadora, donde nos aseguraremos de que se encuentre bien licuado todos los pedazos de aloe vera. A esta mezcla podemos agregarle una cantidad considerable de limón para mejorar mucho más su sabor.
Cuando consigamos una consistencia homogénea podemos dar por terminado nuestro jugo de aloe vera, este jugo también podremos combinarlos con otros tipos de frutas acidas, no solamente el limón es el único que sabe bien en esta combinación, frutas acidas como la fresa o el kiwi aportan un sabor bastante delicioso que vale la pena probar.
Consejos para su preparación.

Debemos tener en cuenta que una vez finalizada su preparación, debemos almacenarlo en un ambiente frio como el refrigerador, de manera que puede soportar este tipo de ambiente por un periodo aproximado de dos semanas.
Es recomendable que consumamos el jugo lo más rápido posible antes de que pase esta semana, ya que de esta forma podremos obtener todos los beneficios para la salud que esta bebida nos ofrece, cuando más tiempo pase, más se deteriorará la bebida.

Esta bebida ayudará mucho a las personas que sufren de gastritis, ulceras y reflujo si lo desea puedes beberla en ayudas o media hora antes de cada comida.

Si nuestro jugo de aloe vera es demasiado ácido, podemos endulzarlo con miel o con algún endulzante de procedencia natural, no es recomendable el uso de endulzantes artificiales porque estos poseen aditivos químicos que anulan los beneficios de esta bebida.